Bajar de peso con pocos consejos

El sobrepeso es uno de los principales problemas de salud hoy en día. Tener quilos de más tiene muchísimas consecuencias y graves peligros para la salud. Muchos consejos que se puedan buscar por Internet para perder peso pueden ser peligrosos si no son personalizados o valorados por un médico o nutricionista que sepa lo más adecuado para cada persona en concreto.

Aún así, yo siempre me atreveré a dar el consejo que me dió mi mejor amigo (que es médico) cuando yo pesaba más de 100 Kg. El consejo era muy simple: “Menos comida y más movimiento”. Lo más simple es lo más fácil. A eso le añadí lo lógico: “Comer lo más sano posible”, pero sin obsesión. El consejo de “más movimiento”  es simplemente para gastar más calorías, y es un consejo que tampoco tiene que recibirse con obsesión.

Más movimiento para perder peso

Está muy de moda correr, o el “running”, o cómo se le quiera llamar. Muchas personas terminan con problemas de corazón, paradas e incluso con una muerte súbita. El ejercicio, en mi opinión, tiene que ser un placer y nunca una obsesión o competición obsesiva. El espíritu deportivo y de competición tiene sus ventajas, pero una persona con sobrepeso tiene que ir a su ritmo y disfrutar de las mejoras progresivas. Una de las ventajas de la actividad física es que puede dar placer ya desde el primer día. Además, cuando uno está en movimiento, puede a la vez meditar, o rezar, y mejorar la consciencia sobre 4 o más dimensiones.

El peligro de no asesorarse con un profesional

Mucha información que se pueda buscar y encontrar por Internet, sobretodo si la fuente no es fiable, clara o verificable, puede provocar preocupaciones innecesarias, e incluso ansiedad. En consecuencia, la ansiedad puede afectar al sueño y a la salud y directa, o indirectamente, provocar más sobrepeso todavía.

Habrán profesionales más buenos y no tan buenos, pero en general será más recomendable pedir consejo a un profesional que asesorse leyendo los millones de escritos anónimos y comerciales que hay en Internet. Lógicamente Internet y Google reducen, de una manera sin precedentes la ignorancia en el mundo, pero no todo es perfecto. Al contratar un seguro médico, quedan cubiertas 40 sesiones de psicoterapia al año para tratar trastornos relacionados con la alimentación. Es evidente que, si la situación lo requiere, nunca estará de más.

La cirugía bariátrica, bajar de peso y los seguros

La cirugía bariátrica tiene sus riesgos y es por eso que siempre será mejor poder evitarla. Es decir, en seguros médicos, quedará cubierta si fracasan los intentos previos para bajar de peso. Una persona con sobrepeso en teoría no puede contratar un seguro de salud que le cubra la cirugía. Es decir, podrá contratar un seguro básico, con tarjeta azul y cobertura ambulatoria, pero en general no será aceptado en seguros que cubran ningún tipo de cirugía. Si se gana peso después de haber contratado el seguro, y fracasan los procedimientos previos para bajar de peso, después sí que quedará cubierta la cirugía bariátrica. Los hábitos son muy importantes para cualquier persona. Es evidente que si no se cambian los hábitos habrá sido una intervención costosa, peligros e inútil.

Bajar de peso con pocos consejos
4.3 (85.45%) 22 votos

AuthorMarc Gómez

Agente de seguros exclusivo de SegurCaixa Adeslas. Teléfono móvil 695 55 59 44

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *